Como cepillar a tu perro

Cepilla a tu perro regularmente

La función principal del cepillado del pelo de nuestro perro es la de eliminar el pelo muerto y también las células muertas de su dermis. Por lo tanto es más aconsejable un leve cepillado diario— 4-5 minutos— que un cepillado muy a fondo mensual. Es como lavarse los dientes; es más efectivo y sencillo realizarlo cada día, en vez de una asepsia bucal mensual.

La función secundaria del cepillado del pelo de nuestro perro es su peinado. En este caso sí que dependiendo del tipo de pelaje de nuestro can, el método y el tiempo de cepillado variarán según el largo y las características principales del manto de nuestra mascota.

A continuación os ofreceré unas sencillas recomendaciones para que el cepillado del perro sea una tarea cómoda para ambos. También trabajaremos los tipos de cepillos dependiendo del pelo de nuestra mascota.

Sé cuidadoso y elige bien el producto a emplear

Masaje sí, arañazos no. Con eso me refiero a que es vital emplear racionalmente las múltiples variedades de peines, cepillos y cardas que hallaréis en el mercado.

No necesariamente tendréis un resultado satisfactorio con un utensilio muy caro si lo empleáis mal: un cepillo de púas de plástico con bolitas en las puntas no herirá al perro si lo cepilláis con demasiado brío. Este tipo de cepillo es válido para un cepillado básico en cualquier tipo de pelo, y suficiente para el cepillado de perros de pelo corto si se realiza con frecuencia.

Cómo cepillar a perros de pelo corto

En los perros de pelo corto se cepillará al animal un par de veces en la dirección del pelo suavemente para eliminar cualquier tipo de enredo. Luego lo cepillaréis a contrapelo con un poco de brío para masajear su dermis y eliminar las células muertas de la piel, al mismo tiempo que activáis su circulación sanguínea. Por último volveréis a cepillarle en la dirección natural de su pelo para que os quede perfectamente peinado.

Cómo cepillar a perros de pelo medio

Los perros de pelo medio precisan de un peine para desenredar los posibles nudos previos a su cepillado (siempre sin tironear excesivamente). Puede ser metálico o de plástico, pero siempre con las púas romas para no arañar la sensible dermis de nuestra mascota.

En este tipo de pelaje es conveniente que la cerda del cepillo sea más larga que en el punto anterior, o bien que utilicéis una carda metálica de púa corta.

Procederéis de igual forma que con los perros de pelo corto: a favor del pelo/contrapelo/a favor del pelo. Siempre de forma suave y eliminando cualquier enredo en su pelaje. El animal debe disfrutar de su cepillado, no sufrirlo.

Cómo cepillar a perros de pelo largo

En los perros de manto largo es donde el material usado debe ser más específico, puesto que la función del cepillado del pelo de nuestro perro servirá también para su peinado.

Es muy importante revisar que el animal no tenga nudos. En este caso se impone eliminarlos previamente mediante unas tijeras de vaciar y un peine, antes de proceder al cepillado.

Es conveniente que en los perros con este tipo de pelaje, su cepillado a fondo se practique con el pelo levemente humedecido con algún tipo de acondicionador y luego se seque totalmente. Cuanto más largo sea el pelo de nuestro can, más largas deben ser las cerdas del cepillo usado. Si lo cepilláis a contrapelo hacedlo con mucha suavidad y mediante cepillados cortos.

Cómo cepillar a perros de pelo rizado

En los perros de pelo rizado empezaréis a peinarlos con un peine romo para evitar tirones. Dicho peine debe tener las púas separadas y con las puntas romas, o sea sin un filo que pudiera herir a vuestro can. En el mercado existen infinidad de modelos. Eliminad los enredos con unas tijeras sin hacer trasquilones. Luego proceded a cepillarlo a contrapelo con mucha suavidad para evitar que el pelo adquiera electricidad estática y pierda momentáneamente su rizo. Con el mismo cepillo y la misma suavidad peinarlo a favor del pelo.

Los beneficios del cepillado

La correcta conservación del pelaje de nuestro perro redundará positivamente en su salud, ya que detectaréis de forma inmediata si sufren la presencia de algún parásito o herida. Si realizáis el proceso de cepillado sobre una toalla o paño para este menester, recogeréis más cómodamente el pelo caído resultante.

¡Espero que estas breves recomendaciones para el cepillado correcto del pelo de vuestro perro os hayan sido útiles! No olvides suscribirte a nuestro boletín para recibir toda la información relacionada con los perros.

fuente: Expertoanimal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *